Archivo de la etiqueta: Restaurantes

Los 10 restaurantes más encantadores de Oslo

Oslo es una de las ciudades europeas que mayor crecimiento ha experimentado en los últimos tiempos. Sus nuevos barrios, una arquitectura muy significativa, su gran desarrollo de las artes escénicas y sobre todo, su cercanía a la naturaleza, hacen de la capital noruega un lugar muy especial que visitar. 

Si sumamos además, que este año ha sido distinguida como Capital verde europea y que cuenta con una gastronomía deliciosa, caben pocas dudas para esta afirmación: Oslo está de moda, pero no de las pasajeras.

Y como a nosotros también se nos conquista por el estómago, en este artículo haremos un repaso por los 10 restaurantes más encantadores de Oslo, llenos de estilo y con un ambiente tan relajado que harán que siempre quieras repetir.

En Oslo la máxima está clara: productos autóctonos muy frescos. Buena muestra de esto es Maaemo, elegido como uno de los mejores restaurantes del mundo, según The World’s 50 Best Restaurants Awards, y que cuenta con tres estrellas Michelín. Capitaneado por el chef Esben Holmboe, cuenta con solo ocho mesas y apuesta por una reinterpretación de la cocina Noruega, pero respetando al máximo los ingredientes.

Foto del restaurante Maaemo
Solo para paladares expertos, Maaemo es más que comida: puro arte y tradición.
Foto:

Otro merecedor de la codiciada distinción de la Guía Michelín es el restaurante À L’aise, cuyo chef Ulrik Jepsen combina a la perfección la cocina noruega con la francesa en un entorno íntimo y lleno de encanto. Dicen que no puedes irte de allí sin probar el pato prensado, y que la variedad de dulces que ofrecen con el café hacen que puedas saltarte el postre… si eres capaz.

Vistas del skyline de Oslo
Oslo es una ciudad realmente sorprendente, pero es mejor verlo que contarlo.

El español Sergio Barcilón, abrió en 1987 hos Thea, con el objetivo de ofrecer una experiencia de cocina abierta basada en la sencillez y el uso de ingredientes locales. Sin grandes pretensiones, cuenta con la elegancia que da el tener los pies en la tierra y una clientela muy fiel. No hay un solo plato que resulte aburrido.

Para los amantes del marisco y la cocina japonesa, Fangst es toda una experiencia en lo que los nipones denominan omakase, que no es más que dejarse llevar por lo que el chef estipula en lugar de pedir a la carta. Todo está cuidado hasta el mínimo detalle, haciendo que nunca puedas olvidar este rincón japonés en pleno Oslo. 

Mirabel Sørenga es la opción ideal para una buena cena romántica. Sus espectaculares vistas al fiordo de Oslo, hacen que sea una maravilla disfrutar de una cena o una comida. La cocina es abierta y de gran calidad, especialmente en sus carnes, y el precio nada disparatado para lo que acostumbramos en la capital noruega.

Restaurante Mirabel Sorenga
En Mirabel Sørenga la comida no lo es todo.

Si quieres comer un pescado excepcional, no dudes en visitar Fjord restaurant, muy cercano a la Galería Nacional. La elegancia de su decoración y el trato de su personal, que explica al detalle cada plato, convierten este pequeño restaurante en una gran opción en Oslo. 

Para disfrutar de exquisita comida vegana, tanto en el restaurante como para llevar a casa, recomendamos darse una vuelta por Nordvegan. El estrella Michelín Reuben Waller, ha sabido crear un concepto sostenible que nunca aburre ni defrauda, ya que cambia el menú todos los días. ¿Las especialidades? La lasaña y los champiñones crujientes.

Muy recomendable si visitas la capital noruega, es conocer el barrio de Grünerløkka, la zona más trendy  de Oslo. Sabemos que te enamorarás de sus tiendas vintage, sus galerías, mercadillos y zonas verdes. Y por supuesto de su comida. Bass Oslo es una opción genial para disfrutar de cocina creativa y de alta calidad en un ambiente muy relajado en el centro de uno de los barrios más vivos de Oslo.

barrio Grünerløkka
En el barrio de Grünerløkka no te olvides la cámara de fotos.
Øyvind Holmstad [CC BY-SA 4.0], via Wikimedia Commons

Situado en una pequeña isla a la que se accede en un barquito, encontramos un encantador restaurante que sirve marisco fresco de gran calidad desde 1929. Lille Herber’n es una opción muy diferente que seguro que te sorprenderá.

Por último, en la zona de Vulkan, se encuentra el Mathallen, centro de la cultura gastronómica noruega. Este mercado cuenta con una gran variedad de productos locales y diversos restaurantes, cafeterías y tiendas de especialidades donde degustar el producto nacional como un autóctono. Muchas tiendas gourmet sirven también degustaciones de productos, y no es raro encontrarnos catas o celebraciones de eventos allí.

En definitiva, Oslo ofrece una gran variedad gastronómica que apuesta por el producto local de la máxima frescura. Esto, maridado con unos paisajes espectaculares, hacen que ya estemos pensando en la próxima escapada.

¡Que aproveche!

Los mejores bocados de alta cocina en España para disfrutar en San Valentín

De celebraciones se vive y más si vienen cargadas de deliciosos bocados en los mejores restaurantes de nuestro país. Ir a comer a restaurantes de estrella es una experiencia que debemos tener al menos una vez en la vida y qué mejor que hacerlo por amor, celebrando San Valentín con quien más queremos, aunque sea nosotros mismos. Te ayudamos a elegir con algunas de las propuestas más aplaudidas tanto por críticos gastronómicos como por internautas.

Martín Berasategui – Guipúzcoa

En Lasarte, Guipúzcoa, se encuentra el primer restaurante nacional en el Ranking 2018 de Tripadvisor y el segundo internacionalmente, Martín Berasategui. Con un precio medio de 164€-260€ según la Guía Michelín, Berasategui, en la cocina desde los 15 años, alcanzó el pasado mes de noviembre las diez estrellas Michelín con una cocina de creación que combina variedad y equilibrio de sabores.

Gelee de bacalao con encurtido de Espárragos a la sal de Anana y su crema. Este año el restaurante de origen en Lasarte cumple 25 años y lo celebran con un menú degustación aúna todo el recorrido del restaurante. La nueva carta de 2019 se estrenará el 10 de marzo pero mientras puedes disfrutar de grandes platos como el Tembloroso de frutos de mar y algas plancton y consomé de carabinero o el Gelee de bacalao.

BonAmb – Alicante

De la mano y el gusto de Alberto Ferruz y Pablo Català, este restaurante ubicado en Xàbia, Alicante, ocupa el primer puesto de la revista Gentleman de 2018 gracias a su mágica cocina del mar que trabaja con producto distinguido y fresco de la zona. Ferruz comenzó su vocación a los doce años y más tarde aprendió con Martín Berasategui. Con tan solo cinco años el restaurante obtuvo su segunda estrella Michelín.

Además, como gran acompañante, BonAmb cuida al máximo su bodega para proporcionar a los clientes la perfecta armonía de sabores entre elaboraciones y vinos. Los precios oscilan entre 95 y 234 euros el menú con o sin maridaje.

El Celler de Can Roca

El segundo puesto del Premio The World’s 50 Best Restaurants es para los hermanos Roca, que dirigen su restaurante en Girona bajo los postulados de la cocina de libre estilo, enfocada en la vanguardia creativa. Todo ello logra platos originales con toques mediterráneos donde se combina el producto tradicional con la experimentación técnica.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#behindthescenes #kitchen #staff #attentiontodetail #plating #redsalad #cellercanroca #rocabrothers #rocabros

Una publicación compartida de El Celler De Can Roca (@cellercanroca) el

Con Joan como director de cocina, Jordi en el dulce final y Josep como Celler nada queda desprotegido en un punto realizado por y para el gusto gastronómico.

DiverXO – Madrid

El único restaurante con tres estrellas Michelin de la capital es propiedad de Dabiz Muñoz, el rey de la cocina fusión que actúa bajo el lema «no limits» mezclando múltiples ingredientes con toques asiáticos. Aplaudidas son la cigala sobre tres salsas o el besugo macerado. No es fácil conseguir reserva pero la gastronomía y el entorno del restaurante merecen la espera.

Un día es un día y alguna vez en la vida no deberíamos dejar pasar la oportunidad de probar los mejores bocados de nuestro país. ¡Carpe diem!