La primavera la cocina altera con estas fantásticas recetas

Llega la primavera! Esa mezcla de Sol y algunos días de lluvia, con el punto medio entre fresquito y calor y las flores reluciendo. Pero lo mejor es el cambio en nuestra cocina, cuando empezamos a introducir nuevas recetas frescas y dando muchas posibilidades a nuestras frutas y verduras. Es la hora, llena tu nevera de color!

Ensalada malagueña

Esta receta es típica de Málaga y gana mucho en épocas de más calor porque además de ser fácil de realizar, está perfecta cuando lleva una hora en la nevera. Necesitaremos:

  • 1 kg de patatas.
  • 1 kg de naranjas.
  • 1/4 de bacalao.
  • Cebollas al gusto.
  • Aceitunas.
  • Perejil
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Optativo: huevo cocido.

No tenemos más que cocer la patata y el bacalao y dejar reposar éste último. Una vez que hayan soltado el agua, picamos todo y lo mezclamos. Recuerda que cuanto más frío lo sirvas, más rico estará 😉

Wraps frescos

Otro plato bien fácil y que encantará a los más pequeños. Es una versión de los rollitos mexicanos hecha con alimentos más ligeros y frescos. Sea como fuere, no tienes por qué seguir a rajatabla estos ingredientes. Échale creatividad y prueba todos los alimentos que creas que pueden encajar en esta receta, probando incluso las opciones calientes. Y si ha quedado bueno compártelo con nosotros, que seguro nos encantará. Los ingredientes son:

  • Tortillas de trigo.
  • Lonchas de pavo ligero.
  • Queso en tacos.
  • Lechuga
  • Maíz.
  • Pepino.
  • Zanahoria en tiras.
  • Tomate.
  • Salsa césar o salsa yogurt.

Las tortitas las calentamos un minuto en el microondas para ablandarlas y picamos el pepino en cuadraditos. Unimos todo junto con la salsa y voilá! A servir. ¿Fácil?

Ensalada de pasta

Esta receta es una fusión de la pipirrana y la ensalada de pasta. Otra opción es sustituir la pasta con lentejas cocidas para hacerla más ligera y con mucho hierro. Solamente tenemos que cocer la pasta, trocear el resto de ingredientes y mezclar. Necesitaremos:

  • Pata en espiral con vegetales.
  • Cebolla.
  • Pimiento verde y rojo.
  • Tomate
  • Aceite, vinagre y sal.
  • Mezcla de pipas y semillas al gusto.
  • Nueves

Porra

La porra antequerana es una versión parecida al gazpacho y al salmorejo cordobés. Es el punto medio entre ambas, más densa que el gazpacho y que, en lugar de servir en vaso como bebida se suele tomar con cuchara y  añadiendo huevo cocido y jamón picado al final. Los ingredientes entre las tres varían en el tipo de verduras que se utilizan y la cantidad de pan tostado. En concreto, los ingredientes de la porra son:

  • 1/4 Kg. de tomates maduros.
  • Pan de hogaza.
  • 1 Pimiento rojo.
  • 1 diente de ajo.
  • Aciete en abundancia (medio vaso)
  • Dos cucharas soperas de vinagre de vino.
  • Huevo cocino y jamón troceado.

Debemos dejar reposar la miga en agua mientras pelamos los tomates y el ajo y ponemos el huevo a cocer. Cortamos los pimientos y lo batimos con el pan (bien escurrido), el pimiento, el diente de ajo y los tomates. Una vez coja la textura deseada de sopa espesa, añadimos el aceite, el vinagre y la sal y volvemos a batir. Finalmente ponemos la guarnición a la hora de servir. Recuerda! La porra antequerana se sirve bien fría.

Jamón con melón

Las uvas con queso saben a beso y el jamón con melón, ¿mola mogollón? Vale… las rimas no son lo nuestro pero te aseguramos que para aquellos amantes de la combinación dulce-salado esta receta es perfecta para un picoteo entre amigos. Puedes servir el jamón tal cual o darle un toque crujiente en la sartén con un poco de aceite. Una vez listo, cortar los trozos de melón y añadir pequeñas lonchas de jamón en cada uno.

Hasta aquí nuestras recetas frescas de hoy. Esperamos que las disfrutes y compartas con nosotros y sobre todo que tengas una #PausaAgradable #CuidamosDeTi

Elige tu pausa agradable estas vacaciones

En Alliance Vending somos amantes de las pausas, esos momentos de silencio, de reflexión. Ese minuto que debemos concedernos a nosotros mismos al menos una vez al día para aclarar nuestra mente y avanzar.

Cada persona toma su pausa agradable a su manera: algunos prefieren estar activos, otros disfrutar del aire libre y el entorno natural, y otros prefieren dedicar unos minutos de descanso en la oficina para practicar mindfulness.

Ahora que estamos en plena Semana Santa debes  aprovechar para darte un respiro, tanto si eres de los que van a ver procesiones como de los que no. Siempre hay tiempo para todo,  ¡y más si es para cuidarte un poco!

Por ello, en Alliance Vending queremos que disfrutes y te traemos una lista de alternativas con las que podrás descansar esta semana.

Mindfulness

La práctica del mindfulness se desarrolla de varias maneras. Por un lado, consiste en ser consciente de tus  pensamientos, tanto malos como buenos, en aceptarlos tal y como son pero aprendiendo a manejarlos para que no te controlen. También sirve para ser observar  y disfrutar tu entorno, dándote cuenta de todo lo que te pierdes cuando vas corriendo y despistado o mirando el móvil a todas horas.

Existen varias técnicas para practicar tu nivel de consciencia. Puedes, por ejemplo, centrarte en tu respiración e intentar liberar tu mente de pensamientos. Cuando aparezca un pensamiento o te despistes no te frustes o te enfades, es normal. Simplemente vuelve a tu respiración. Cuanto más practiques más fácil será, y te ayudará a ser más consciente de tu alrededor y de ti mismo.

Si necesitas trabajar más tu interior porque tengas un conflicto contigo mismo, te sientas frustrado o enfadado porque no consigas algo o, simplemente, sientas mucho estrés en tu día a día, la técnica del mindfulness puede ayudarte.

Otra recomendación que dan los especialistas en esta técnica es la de prestar atención a tus pensamientos, escucharlos y entender que realmente vienen y van, que pueden no tener razón y a los que no te debes enfrentar, sino dejarlos ir. Si te dices muy a menudo algo como “soy un desastre”, escucha ese pensamiento desde fuera y acepta que no es verdad. Seguramente hagas muchas cosas bien, así que déjalo estar como un pensamiento que tal cual viene, ser irá. No tiene por qué dominarte. En eso se basa el mindfulness, en ser consciente del momento y dominarlo sin frustración ni ira.

Pasea

Elige un lugar, playa o montaña, las afueras o la ciudad, y pasea sin prisas, sin querer ir a ninguna parte en concreto. Puedes ir a un pueblo cercano que todavía no conozcas y pasear disfrutando de sus rincones, o puedes elegir un sendero del bosque y seguirlo hasta que te canses.

Darte un paseo todos los días aporta muchos beneficios, ayudándote a dormir mejor, reducir el estrés y estar más activo. Si crees que es demasiado aburrido, crea una playlist en tu móvil con las canciones que más te gusten y motiven y ponte los auriculares. Seguro que así el paseo se te hace más ameno y divertido. También puedes animar a alguien a que vaya contigo, e incluso llevar a tu mascota.

Dibuja, crea

Si crees que eres lo peor dibujando o creando, olvídalo. Siguiendo los consejos de Puño, ilustrador español de reconocido prestigio, el dibujo es uno de los mejores entrenamientos para desarrollar nuestro cerebro, y cuanto más dibujes más eficaz serás resolviendo problemas.

Puedes iniciarte coloreando mandalas (dibujos ya realizados que simplemente debes rellenar con los colores que quieras). Otra opción es dibujar cosas que haya a tu alrededor, lo que sea. Si te animas, puedes incluso comprarte un libro para conocer y mejorar la técnica.

Es importante que no te limites ni te frustes, y que termines todo lo que empieces. Cuando acabes un dibujo, observa qué fallos tiene e intenta no cometerlos en el siguiente. Si aun así no te sientes capaz y crees que tú “no vales para esto”, escucha al sabio Puño y pregúntate, ¿cuándo dejaste de dibujar?

Sea como sea, no todo es pintar y diseñar. Si lo prefieres, puedes convertirte en un manitas y dedicarte a las manualidades, más conocidas ahora como Do it Yourself (DIY). Busca en Pinterest este término (o haz click en este enlace) y encontrarás múltiples ideas para decorar tu hogar. Es una opción muy satisfactoria, ¡y dejarás tu casa preciosa!

Hay miles de elecciones en este mundo de la gran pausa. Puedes aprender una nueva receta y cocinarla para todos tus seres queridos o leer ese libro que tienes pendiente desde hace tanto tiempo. Puedes quedar y charlar con un amigo o aprender una nueva tarea que no esté 100% relacionada con tu trabajo, ya sea tocar un instrumento o aprender a bailar salsa.

La cuestión es que te des un momento para vivir, para disfrutar y relajarte, aunque no tenga mayor resultado que tu satisfacción personal. Desde Alliance Vending te deseamos una gran Pausa Agradable para esta semana.

Amamos las expendedoras y la buena comida. Hablamos de lo que nos apasiona y te lo contamos desde nuestro particular punto de vista.