Patti Smith disco horse

Descubriendo a Patti Smith a través de Horses

Descubrir a Patti Smith es como plantarse delante de un espejo y decir a gritos: ¡Así soy yo! Sin etiquetas y sin importar lo que los demás piensen de ti. De su forma de entender la música, simple y compleja a la vez, nació su primer disco Horses, pionero del punk rock. En este artículo seguimos las pistas que hay en algunas de las canciones del álbum para conocer la apasionante vida de la que es considerada madrina del punk.

El disco Horses, publicado en 1975 bajo el sello Arista Records, está en sintonía con el estilo punk rock del momento pero también tiene influencias del jazz o el reggae. Tiene el título de madrina del punk rock porque este álbum es considerado una de las piezas fundamentales de la escuela de Nueva York de los 60 y 70, con representantes como The Ramones, Lou Reed o The Stooges

Otra forma de verlo, es que es madrina del punk porque nunca pretendió ese título y por ser mujer en un mundo de hombres. Sobre las letras puso poesía inspirada en el ‘poeta maldito’ Rimbaud y la rabia contra una sociedad hipócrita y opresiva. Y en el escenario, una silueta delgada y poderosa que rompía por completo el estereotipo de las cantantes disco o las divas pop de la época. Si el punk es romper las reglas, Patti Smith lo hizo.

Patti Smith actuando en el Festival Provinssirock, Seinäjoki, Finlandia.  Beni Köhler

A un punk con varios padres que le ungieron con letras sobre drogas y política, ella lo marcó con una poesía afilada y la irreverencia de la contracultura. Cada una de las canciones de Horses son el testimonio de la entrega de su vida al punk rock que estaba naciendo.

Horses abre con Gloria, una versión de la canción de Van Morrison que empieza con el verso “Jesús murió por los pecados de alguien/pero no por los míos”. La religión había marcado la infancia Patti Smith. Su madre era Testigo de Jehová y su padre ateo. Recibió una educación estricta y con fuertes valores que, sin embargo, no serían una carga. La canción continúa con un ritmo explosivo hablando sobre la conquista de una chica llamada Gloria. Un enfrentamiento de ideales total. 

Le sigue Redondo Beach, sobre una playa de Los Ángeles donde las mujeres aman a otras mujeres. Un tema que se han convertido en una reivindicación sobre la mujer como dueña de su propia vida más que del feminismo activista. Ella, madre adolescente, decidió con tan solo 20 años dar en adopción al hijo que tuvo con un chico más joven que ella, con la condición de que lo acogiera una familia católica.

Tres días después se mudaría a Nueva York para empezar una nueva etapa vital que completaría el sentido de Horses. Estamos en 1966 y la ciudad era un hervidero de talento y decadencia. Allí conoció a Robert Mapplethorpe, su amante, su amigo y su guía. Ambos se dieron cariño, aliento e inspiración. Mapplethorpe captaría la impronta de Patti como mujer para la foto de portada del álbum. El fotógrafo de los desnudos en blanco y negro fue la otra mitad de Patti Smith en los años de Nueva York. Su muerte por sida en 1989 le dejó una desolación profunda y una promesa de describir su intensa vida juntos en un libro que saldría a la luz con el nombre de Just Kids (2010). 

Patti Smith disco horse
Patti Smith – Fiesta de la Humanidad 2012.  Thesupermat

La muerte es un tema recurrente en la obra de Patti desde su personal punto de vista. Siempre se sintió muy cerca de sus ídolos de juventud: Brian Jones (Rolling Stones), Janis Joplin, John Coltrane, Frank Sinatra o Jimi Hendrix. “Estoy envuelta en la vida de mis héroes. En mis canciones, en mi poesía”, le diría a Penny Arcade, una de las musas de Andy Warhol. En Horses dedica la canción Break it up a Jim Morrison y con Elegie le lanza un mensaje a Hendrix sobre unos versos que suben sostenidos por una guitarra psicodélica al cielo del rock. 

Esos versos son el lenguaje natural del animal salvaje que vive en Patti Smith. Poesía punk que estremece el cuerpo y alimenta el espíritu. Cuando era pequeña, en Jersey, sufrió hepatitis, tuberculosis y escarlatina. Se dice que alucinaba como consecuencia de esos males, o bien podría ser una capacidad feroz de para soñar. En cualquier caso, recogía con la simplicidad de una niña, sus complejas ensoñaciones en un diario, lo que sería una versión inocente de sus letras. Cuando creció, escribir se convirtió en otra cosa.

“Es un acto físico. Cuando estoy en casa, con mi máquina de escribir, me vuelvo loca. Camino como un mono. Me humedezco. Tengo orgasmos. En vez de inyectarme heroína, me masturbo catorce veces seguidas. Tengo visiones. Naves descendiendo sobre las pirámides aztecas. Templos. Así es como escribo mi poesía», le dijo a Lisa Robinson, cronista musical de la época, en 1977. Esto es lo que encuentras en  Horses / Land of a Thousand Dances / La Mer (de), la canción de más de nueve minutos que da título al disco. Incluye fragmentos del poema Land of a Thousand Dances de Chris Kenner y el subidón del punk que te pone a dar saltos de libertad.

Patti Smith Horses
Portada del disco Horses de Patti Smith. Nesster.

En unas de sus performance de poesía y música en el mítico CBGB de Nueva York, un antro oscuro de techos bajos y paredes repletas de carteles, pegatinas y pintadas hasta el suelo, Patti terminó de cantar, saltó del escenario y escapó corriendo. Allí estaba el poeta beat Williams Burroughs y vio en ella a una estrella. Más adelante le diría “construye un buen nombre. Mantenlo limpio. No te comprometas, no te preocupes por ganar mucho dinero o ser famosa. Preocúpate por hacer un buen trabajo y tomar las decisiones adecuadas y proteger lo que hagas.”

El nombre de Patti Smith significa punk, libertad de ser uno mismo, poesía y crítica social, esperanza y lucha contra el poder establecido. Y así es hasta hoy.

Para seguir descubriendo más ella te recomendamos el libro de memorias M Train y el documental Dream of Life. Y no olvides incluir en tu playlist People Have The Power y Because The Night, dos de sus temas más famosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *