Todas las entradas de: Alliance Vending

Combinaciones de sabores perfectas

El melón con jamón ya no es una mezcla rompedora. La nueva combinación de sabores que se contraponen puede verse dedicada solo a aquellos a los que le gusta arriesgar en el arte de la gastronomía. Cada día se conocen nuevas uniones de sabores que, aunque aparentemente chocan, realmente son combinaciones perfectas.  Otras todavía están por verse si realmente gustarían a todo el mundo.

Clásicos

El melón con jamón, la mantequilla con mermelada, las uvas con queso (que saben a beso), el queso y membrillo o las fresas con champán  tienen cada día más adeptos. Son tan clásicas que vienen acompañadas del buen refranero español. La clave está en combinar sabores dulces y salados, suaves y fuertes que culminan en la fusión perfecta.  Se dice que la unión del dulce y salado es una tradición muy antigua de influencia oriental que ya estaba presente en la cocina romana y árabe y que todavía se mantiene y arraiga en nuestros días.

Pescados y carnes

Los pescados a la plancha se acompañan adecuadamente con vinagretas templadas con trocitos de manzana y limón, o con melocotón y lima. Por otro lado, para las carnes, un acompañamiento dulce muy recomendado es la salsa de Oporto. Algo más arriesgado es suavizar el fuerte sabor de los guisados de caza con chocolate. Y lo que siempre será un gran acompañamiento de carne será la compota de frutos rojos.

Sal

En 1997 la revista Nature publicó un artículo defendiendo que “La sal mejora el sabor suprimiendo el amargor“.  Por este artículo recientemente rescatado, algunos defienden la utilización de este aditivo para reducir el amargor del café gracias a los iones de sodio que contiene. Otra extraña combinación ya bastante extendida es la del caramelo salado, utilizado en todo tipo de postres. Puede que, al fin y al cabo, la sal tenga más usos de los que nos esperábamos.

Los más innovadores

Con el recién llegado Food Pairing se ha empezado a aplicar la ciencia a la cocina, buscando una fusión de sabores y aromas perfectos. Se establece una lista de moléculas aromáticas  de cada alimento y se busca otro que comparta algunas de esas moléculas. La finalidad es conseguir la combinación de olores y sabores perfectas, como el hígado de cerdo con jazmín.  Podemos ver esta iniciativa desde una perspectiva algo escéptica pero, si lo dice la ciencia, será por algo y no perdemos nada probando.  ¡Incluso te enseñan a hacer las combinaciones que quieras a través de su web!

Es momento de arriesgar y probar cada una de estas simbiosis. Recordamos que no todos lo sabores gustan a todo el mundo pero, sin duda, todo es cuestión de entrenar el paladar. Y quién sabe, puede que si nos recomendáis mucho alguna combinación la añadamos a nuestras máquinas. ¡Feliz semana desde Alliance Vending y no olvidéis visitar nuestra oferta de vending saludable!

Rose Bertin. La ministra de la moda.

En Alliance Vending nos encanta la moda y por ello traemos hoy la historia de la que pudo ser la responsable de introducir la alta costura en la cultura francesa. Ella fue Rose Bertin, diseñadora, sombrerera y modista de Maria Antonieta.

María Antonieta

Rose llegó a París con tan solo 16 años y, persiguiendo su sueño, abrió una pequeña tienda de moda. Maria Antonieta y ella se unieron por su afán de realizar grandes estilos, estrambóticos y llamativos.  La reina la contrató persiguiendo el deseo de ser la más elegante de Francia y, junto con el peluquero  Leonard Autié crearon una reina de magnífico estilo, atrevido y transgresor para la época. Tal fue la fama que acogieron sus diseños que captó seguidores y encargos de todo el mundo.

Y, aunque la diseñadora se caracterizaba en un principio por la ostentosidad, a mitad de su carrera dejó de lado el lujo, las joyas, encajes y los grandes peinados con añadidos de pelo, joyas y hasta recreaciones reales. Comenzó la sencillez y en tonos pastel creó diseños sencillos con telas finas, delicadas y ligeras y, los peinados se convirtieron en juveniles rizos y ondulantes sombreros de paja. 

Cuando la revolución llegó y poco antes de la decapitación de la reina, Rose Bertin se exilió en 1973 y murió ya de vuelta en  Francia en 1983, quedando bautizada por la alta sociedad como la “ministra de la moda”.  Actualmente se compara con Cocó Chanel, al revolucionar ambas la moda parisina y es que fue, sin duda alguna, una mujer emblemática.