Todas las entradas de: Alliance Vending

#ViajandoVoy: Estambul

Bizancio, Constantinopla… actualmente conocida como Estambul es la ciudad más poblada de Turquía. Con el paso de diversas culturas a lo largo de su historia la han hecho una ciudad llena de cosas que contar. No es la capital política de Turquía -Ankara ocupa ese puesto- pero definitivamente es el centro de su cultura y comercio.  En añadido es importante saber que el idioma oficial es el turco y la moneda la lira (un euro equivale a unas cinco liras)

Antes de conocer sus mejores rincones es importante que sepas que para entrar en Turquía por razones turísticas, debes tener un pasaporte con al menos una vigencia de seis meses y realizar el visado por unos 20 dólares americanos a través de la web oficial habilitada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía. Este país, aunque lleva varios años intentando pertenecer a la U.E. todavía no ha llegado a conseguirlo y por ello el trámite es parecido a otros países externos de la U.E.

Cuándo

Entre las mejores épocas para visitar Estambul se encuentra primavera (abril-mayo) y otoño (septiembre-octubre) ya que el verano es bastante caluroso y el invierno muy frío, con abundantes lluvias y nevadas. Aún así, al ser una ciudad bastante húmeda, incluso en verano puede sorprenderte alguna lluvia pero será breve. Eso no quiere decir que puedas ir los meses de menor afluencia, donde los vuelos son más baratos, como diciembre. Eso sí, abrígate bien… Los vuelos en temporada baja -consultados a través de Skyscanner- puedes encontrarlos entorno a los 40-50 euros y en temporada alta entre los 100-200€ 

Transporte

Una vez llegues del aeropuerto al hotel, puede que lo mejor sea un taxi o contratar un coche privado para que os recoja directamente en el aeropuerto. Dispones de múltiples transportes para moverte por la ciudad: tranvía, funicular, autobús, barcos y taxi. El tranvía es perfecto para recorrer el centro histórico y para zonas más periféricas lo mejor es coger el taxi pero cuidándonos de que sea un taxi oficial -amarillo con el letrero Taksi- y estar atentos de que en cuanto el trayecto empieza, el conductor enciende el taxímetro. El precio por kilómetro se encuentra en 2,1 liras.

Para el tranvía, metro y funiculares, si vas a estar pocos días lo mejor es que compres unos cuantos jetones, que son monedas que sirven como billetes sencillos de transporte, con un coste de 3 liras el jetón. Si buscas algo con más alcance, lo mejor es la tarjeta Istanbulkart, con la que puedes coger autobuses, metro, tranvía, barcos y funicular. Las tarifas en este caso son más baratas (2,5 liras el trayecto) Se compra y se recarga en las mismas estaciones de metro y autobús.

Gastronomía

Punto clave entre Europa y Asia, su situación enriquece su gastronomía. Los puntos más famosos son el rey del kebab Cüneyt Asan, con hasta 40 restaurantes titulados Buenos Günaydin (Buenos días) Otro chef de renombre es Deniz Sahin, con su restaurante Kiva, donde encontrarás lo mejor de la cocina tradicional turca. Si amas la mezcla asiática y europea de Estambul y quieres apreciarla en su gastronomía, debes visitar Mikla, uno de los restaurantes más famosos de la ciudad, de Mehmet Gürs. 

Entre los platos típicos de la zona encontrarás el lahmacun -conocida como la pizza turca-; el balık-ekmek, un bocadillo con un filete de pescado frito o a la plancha;  iskender o también conocido como bursa kebab, un plato totalmente cárnico; o también el adana kebab y el testi kebak. Definitivamente es una gastronomía muy cárnica.

Qué visitar

Por último y más importante: ¿qué visitamos? El problema de Estambul lo vas a encontrar más bien en la cuestión de ¿qué no visitamos? ya que, debido a su ingente cultura e historia, la ciudad está llena de rincones mágicos que visitar y si vas pocos días tendrás que decir que no a algunos. Nosotros te ayudamos con una lista de los principales lugares y actividades:

  • El Bósforo es el estrecho que separa la ciudad de Estambul en dos mitades. Un lugar emblemático donde merece la pena embarcarse y disfrutar de la ciudad desde el agua.
  • Iglesia de Santa Sofía
  • Palacio de Topkapi.
  • Disfruta de unos relajantes baños turcos.
  • Palacio de Dolmabahçe
  • Iglesia de Santa Irene.
  • Mezquita de Arap.
  • Mezquita Azul (Sultanagmet Camii)
  • Precioso el espectáculo del baile de los Derviches Giróvagos.
  • Museo de los Mosaicos.
  • Torre de Gálata.
  • Yerabatan.
  • Iglesia de Santa Irene.
  • El Gran Bazar de Estambul.
  • Museo de las Islas de Estambul.
  • Cisterna Basílica.
  • Torre de la Doncella.
  • Murallas de Constantinopla.
  • Museo de Arte Contemporáneo de Estambul.

Hasta aquí nuestro artículo de hoy. Esperamos que si te decides por estas ciudades emblemáticas, sean de tu agrado. Nosotros seguimos guiándote por el mundo con nuestra sección #ViajandoVoy! No olvides comentar cualquier consejo o tip que veas necesario para ayudar a la comunidad, siempre atenta a los buenos consejos 😉

El orden perfecto de tu hogar con la técnica Marie Kondo

Japón es el país rey de la educación. El silencio es casi obligatorio entre sus ciudadanos que a duras penas tocan el claxon y hablan en voz alta en el metro. La limpieza y el orden es otro aspecto donde destaca el país oriental, donde alumnos de muchas escuelas son obligados a limpiar baños y aulas al finalizar la clase y el minimalismo se instala como regla en el hogar. En este sentido, la autora japonesa de La magia del orden, Marie Kondo, ha desarrollado una técnica de organización efectiva para que nuestro hogar sea productivo y enérgico para nosotros. Hoy en el blog de Alliance Vending te traemos algunos de los consejos de Marie Kondo para tener la casa perfecta.

Adiós de todo corazón

La primera norma de toda técnica de orden es despedirnos de aquello que no necesitamos. Debemos hacer una limpieza rápida y efectiva y, por supuesto, cuidarnos de que no llenamos la casa de trastos dos días después. Para Marie Kondo la clave para saber si desechar o no los objetos es preguntarnos si nos producen o no felicidad.

Ante todo debemos escuchar nuestros sentimientos y ser racionales porque a veces cuando sacamos todo lo que hay en un cajón nos encontramos con objetos que en ese momento nos pueden producir nostalgia o añoranza por un momento pasado… hay que ser exigentes y saber hasta qué punto es un objeto que merece la pena conservar o con el recuerdo en la memoria es suficiente.

Por otro lado, la autora comenta en una entrevista realizada por Verne qué hacer con los objetos que nos inspiran y aportan creatividad: “Estos objetos deben mantenerse en esta zona especial, donde se encuentran fácilmente. Y si inspiran felicidad, deben estar a la vista en casa”.

Este paso de limpieza Kondo recomienda hacerlo todo de una vez para que no posterguemos y procastinemos en el proceso. Eso sí, ve por partes, organízate. Ve de habitación en habitación o por categorías y una vez sepas cómo ya todo será muy fácil.

Ordena por categorías

Utiliza solamente dos aspectos para catalogar: por tipo de objeto y por persona. Marie Kondo recomienda ordenar todo por categorías y que todo, mediante el máximo orden y la sencillez, esté a la vista. Así encontraremos las cosas mucho más rápido. Marie asegura que realizar un orden por categorías y no por habitación hace que el proceso sea más efectivo.

Añade el rechazo absoluto a los múltiples sistemas de almacenamiento y ella misma declara bastarse con cajas de zapatos y estanterías en las que apila la ropa de forma vertical para que ocupe menos espacio.

Por último, la autora defiende el armario completo. Aquel que no se cambia en cada estación, sino que, bien ordenado, mantiene la ropa de invierno y verano durante todo el año. Puedes visitar también otras técnicas para doblar la ropa de la misma autora.

Todo entorno que se precie, tanto laboral como personal, es ordenado, limpio, luminoso y amplio. Es importante para nuestra felicidad que el lugar en el que nos situamos ayude a nuestro bienestar y tranquilidad. Esperamos que esta técnica te ayude a tener una Pausa Agradable en tu día a día y no olvides que toda nueva idea es bienvenida.