Todas las entradas de: AllianceVending

La banda sonora de aquel verano / microrelato

Esta es una historia refrescante ofrecida por nuestros amigos de microcuento.es, comienza su lectura con tu café, refresco o snack favorito. Ponte cómodo y disfruta.

Cala Murada, Mallorca, 1 de agosto de 2019.

Se cruzaron las miradas a través de sus gafas de snorkel. Las burbujas en el estómago eran mayores que las que se les escapaban de los tubos y, aún así, consiguieron recuperar la respiración para presentarse entre peces de colores.

Se cruzaron las miradas a través de sus gafas de snorkel. Las burbujas en el estómago eran mayores que las que se les escapaban de los tubos y, aún así, consiguieron recuperar la respiración para presentarse entre peces de colores.

Aquel verano que se condensó en tres días, navegaron en un catamarán, durmieron en la playa, se bañaron desnudos a la luz de la luna, bebieron vino hasta el amanecer y hablaron de canciones. Canciones que desde ese momento fueron el resumen perfecto a su historia de amor.

Se imaginaron protagonistas de los anuncios de ensueño de esa marca de cerveza que ahora ellos replicaban a su estilo y fantasearon toda la vida en un solo verano bajo los atardeceres de aquellas playas paradisíacas del mediterráneo.

Cantaron a grito pelado esa canción de The Triangles,  “Applejack”, porque a veces las cosas más fuertes y maravillosas son aquellas que no podemos ver, aunque quizás ellos aún no lo sabían.

Alzaron las copas y se prometieron un futuro juntos. Les daba miedo lo que estaban sintiendo, pero no puedes decir “no” al amor para siempre. “You can’t say no forever”, le dijo él. Las historias de verano pueden tener un final feliz y ellos estaban dispuestos a inventar el suyo propio.

– ¿Podemos quedarnos aquí para siempre? – preguntó ella mirando las estrellas.

– Sí, mi baby blue. Sí si hacemos de mañana un  “para siempre” – le contestó él con los ojos empañados y la voz temblorosa.

Esa última noche solo se dedicaron a mirarse a los ojos, sabiendo que la historia que los había unido esos días estaba tocando a su fin. El sol entró insolente y amenazante por las persianas de la habitación que les había visto ser más ellos que nunca.

Aquello había sido realmente fantástico y no podían dejar que terminara de esa manera, así que se encerraron en aquella habitación del hotel, que había sido su particular burbuja de aislamiento, y tiraron la llave al mar al que horas antes, con el corazón y el estómago encogidos, le habían jurado quererse toda la vida. Debe haber otra forma de vivir, pensaron.

Cuando finalmente los sacaron los de recepción entre gritos y la acompañó muy a su pesar al aeropuerto, no le salían las palabras. Solo pudo decir muy bajito: “I wish that I could see you soon” y darle un triste beso, que a ella le supo a nada, en la mejilla. Pero ese beso lo recordarían cada día, verano tras verano. 

Mientras avanzaba por el control de seguridad, le gritó “¡te quiero!”, pero ya era demasiado tarde. Ya no le escuchaba entre el rumor de la gente.

Aquella noche, mientras su amor de todos los veranos estaba ya en quién sabe dónde, él solo podía tararear tristemente “I wanna be with you tonight”, pero eso no le devolvió a esa chica rubia a su lado en el camarote. Ese verano acabó y esta vez no duró lo que tarda en llegar el invierno. De hecho el invierno llegó excesivamente pronto y a ambos les duró un largo tiempo dentro.

Cala Conta, Ibiza, 21 de julio de 2039. Es demasiado rubia, pensó, y no tenía tantas pecas, ¿o sí?

Se devanaba los sesos intentando recordar con detalle la cara de esa chica. 20 años eran demasiados para reconocerla, aunque pensándolo bien, veinte años no es nada. No puede ser, las Islas Baleares son grandes, el mundo es enorme, ¿qué posibilidad hay de que volvamos a coincidir? 

“Pieza donde se atan las cuerdas, 6 letras”. La voz de su mujer lo sacó de su ensoñamiento. Pero no pudo responder. Su español era bastante bueno, pero aún no había alcanzado el nivel suficiente para definiciones complicadas. María lo sabía y le gustaba chincharle. “Mi pequeño espairish” le llamaba a veces con sorna haciendo referencia a sus raíces irlandesas.

El único pasatiempo que Patrick veía en su cabeza era una sopa de letras en la que buscar el nombre de esa chica de la que solo recordaba que había sido su “fantastic shine” de aquel verano.

De repente el móvil de Patrick sonó estrepitosamente. Fue a consultarlo y vio que tenía una notificación de Facebook. Una tal Sofía le invitaba a ser su amigo cuando ya habían sido mucho más hace tiempo. 

“This all happened fast 
But I know how I feel 
Like you were the sand 
And I was the sea”

Mientras la voz de Sofía le llevaba a ese lugar para los dos, Patrick despertó de golpe. Solo había sido un increíble sueño que había tenido la noche antes de viajar hacia Ibiza con su mujer. La primera parada sería Cala Conta. Removiendo el café del desayuno, como cada mañana, Patrick pensó que ojalá el verano que viene tuviera otra historia que contar. 

7 libros adictivos para disfrutar el verano

Ha llegado el verano y con él, el ansiado tiempo libre para hacer cosas que disfrutamos. Apetece tomar algo fresquito, relajarse en la sombra y por supuesto ¡leer! El verano, con sus mañanas cálidas y tardes interminables es el mejor momento para ponerse al día con la lectura, disfrutando de la buena literatura. Si tú también aprovechas el verano para leer todo lo que cae en tus manos, en este artículo te proponemos 7 títulos que seguro te engancharán. 

1. La última cripta, de Fernando Gamboa

Ulises Vidal, un instructor de buceo, encuentra en una de sus inmersiones una campana de bronce del siglo XIV. Junto a un amigo historiador y una arquéologa, recorrerán Europa, Asia y Centroamérica siguiendo el rastro de la Orden del Temple y sus más ocultos secretos. 

Se trata de una novela de aventuras con un ritmo trepidante y la dosis justa de historia, humor y romance. Todos los elementos combinan a la perfección en una historia hecha para disfrutar. 

2. Sé lo que estás pensando, de John Verdon

Dave Gurney es detective retirado, quizás el mejor. No pensaba volver al trabajo, pero un conocido le pide un favor: ha recibido la carta de un misterioso desconocido que parece estar dentro de su mente e incluso saber lo que está pensando. Cuando empiezan a ocurrir los asesinatos en misteriosas circunstancias, Dave Gurney se verá arrastrado a un torbellino de pistas y hechos, cada una más confusa que la anterior. 

Es una de las mejores novelas de misterio y policíacas de las últimas décadas. El autor nos conduce por una serie de emocionantes situaciones, hasta desembocar en un magistral final.

3. El asesinato de Pitágoras, de Marcos Chicot

Pitágoras, uno de los más poderosos de su época, está a punto de nombrar un sucesor, pero justo entonces, los asesinatos empiezan a sucederse entre su comunidad. El asesino parece poseer una mente muy poderosa, ¿más que la del propio Pitágoras? Ariadna y Akenón tratarán de resolver el misterio, que se va tornando más y más complicado. 

Estamos ante el ebook en español más vendido de todos los tiempos. No sólo cuenta con un misterio que atrapa desde el primer momento, sino que la ambientación es perfecta. Se trata de un exquisito equilibrio entre novela histórica y de misterio que hará las delicias de todos. 

4. Las estrellas son legión, de Kameron Hurley

Un sistema de naves-mundo se desplaza por los confines del universo, mientras van agonizando y muriendo. Dos familias han estado luchando por la supremacía, pero ahora van a llevar a cabo un plan desesperado para salvarse. Y Zan acaba en medio de todo ello, teniendo que elegir cuál será su bando y cómo va a actuar en esa campaña genocida que va a llevarles desde los límites del universo hasta el mismo centro del mundo. 

Una novela de ciencia ficción moderna, juzgada como una de las mejores de la década. Kameron Hurley se ha hecho ya un hueco entre los primeros, haciendo gala de una imaginación desbordante, de unas ideas que no se habían visto antes y de una gran maestría para la escritura. 

5. Todo esto te daré, de Dolores Redondo

Manuel recibe la noticia de que su marido ha muerto en un accidente de tráfico en Galicia. Pero cuando se dirige a reconocer el cadáver, se dará cuenta de que la investigación parece haberse cerrado demasiado rápido. ¿Qué está pasando en realidad?

En esta novela de misterio nos adentramos con Manuel en un ambiente cerrado y rural, para intentar desvelar el misterio que rodea a la muerte de su marido. Con una escritura plagada de sensibilidad, Dolores Redondo nos conduce con maestría por un misterio que nos atrapa desde el principio. 

6. Una pareja casi perfecta, de Marian Keyes

Hugh y Amy son la pareja perfecta, o eso parece. Pero un día, Hugh le dice a Amy que necesita tomarse 6 meses de desconexión, para recorrer el mundo y vivir nuevas experiencias. Él insiste en que después volverá a casa y todo seguirá como siempre, pero Amy cree que esto puede ser el punto final de su relación. 

En esta novela de romance, llena de momentos de humor, Marian Keyes nos hace desconectar, empatizando profundamente con los personajes, y ablandándonos el corazón con cada escena y sus adorables personajes.

7. La verdad sobre el caso Harry Quebert, de Joël Dicker

En 2008 Marcus Goldman visita a Harry Quebert, su mentor y escritor de una afamada novela. En su entrevista descubrirá que tuvo una relación con Nola Kellergan. El cadáver de esta aparece unos días después en su jardín y Harry es arrestado. Marcus empieza a investigar para demostrar la inocencia de Harry, pero irá descubriendo una densa trama de secretos. 

Estamos ante uno de los fenómenos de la década. Este jovencísimo escritor ya se ha hecho un hueco entre los grandes con esta novela en la que no paran de pasar cosas. Atrapa al lector desde el primer momento, y debajo de todo el trepidante ritmo encontramos también momentos de reflexión.

Esperamos que tengas una grata lectura y si no encuentras ninguna librería abierta recuerda que en muchos escondidos rincones hay máquinas expendedoras que dispensan libros 😉 ¡Feliz verano!