La lucha de las aerolíneas porque la comida del avión no sepa a plástico

La comida de avión está hecha por y para el avión. Si eres vegetariano, musulmán o judío te preparan los menús especialmente para ti (previamente pedido a la hora de comprar el billete). Sin embargo, si algo tienen en común todos los menús que se sirven a bordo, es su insipidez. Solamente se puede salvar el zumo de tomate, que es uno de los pocos alimentos que a penas diferencia su sabor entre la tierra y el aire. 

Todos tenemos experiencias desastrosas con la comida en los aviones. Sin más, una de nuestras compañeras de marketing estuvo cinco años creyendo que no le gustaba la lasaña porque la primera vez que la tomó fue en un avión. Si ya el color no llamaba al paladar, seguro fue que su sabor tampoco… Lo cierto es que existen múltiples argumentos para explicar la extraña textura y sabor característicos de los altos vuelos. Unos culpan directamente a nuestro paladar, que con el cambio de presión produce en nuestras papilas gustativas una sequedad comparada con la que sufrimos en resfriados, es decir, no nos sabe a nada. Por otra parte es obvio que por muy mermados que estén nuestros sentidos en lo más alto, la comida es precalentada en cocinas muy reducidas donde se preparan menús para cientos de personas. Asimismo, las aerolíneas siempre intentan reducir los costes al máximo. Ejemplo de ello son las aceitunas de la aerolínea American Airlines, quienes ahorraron 40.000 dólares al retirarlas cuando descubrieron que la mayoría de sus clientes no se las comían. 

Y con toda esta crítica, bendecimos el cambio propuesto por varias aerolíneas que han visto una posibilidad de mejora y la han aprovechado. En primer lugar fue la conocida aerolínea Iberia quien contrató a expertos de la alta cocina para que preparasen los menús de la clase business. Ni más ni menos que Paco Roncero, Ramón Freixa, Toño Pérez y Dani García, cada uno con varias estrellas Michelín a sus espaldas, se adentraron en el complicado mundo del catering aeronáutico, satisfaciendo a los paladares más exigentes.

En dicho proyecto se encuentra ahora Air Europa. Primero, con una gama saludable propuesta por el chef Antonio Fernández, de platos ecológicos, sanos, ligeros y digestivos que además vienen en envases reciclables. Segundo, de la mano del chef Martín Berasategui con ocho estrellas Michelín), Air Europa creó un exquisito menú para clase business con salida desde Madrid. Carrillera de cerdo confitada, pasta calamarata rellena de hongos cremosos, salsa reducción de vino tinto y lascas de queso parmesano son alguno de los platos que trae la cocina de origen vasco de Berasategui.

No sólo encontramos casos de chefs españoles. También la aerolínea Singapore Airlines contrató a el famoso chef televisivo Gordon Ramsay y British Airways a Heston Blumenthal, chef con tres estrellas Michelín. A pesar de todos sus intentos, siguen viéndose pésimos comentarios en Airlinemeals, web dedicada a valorar estos menús. Puede que incluso con las mejores intenciones de las compañías aéreas, sus platos no tengan remedio. ¿Cuál crees que será la solución definitiva para que la comida no nos haga saltar del avión?

Imprescindibles para ir a la moda este otoño

El 22 de septiembre comienza una de las épocas más entrañables del año. Los colores anaranjados de bosques cambiantes, el comienzo del frío y el vaho producido por un sorbo de nuestra taza de café son rituales que se producen cada año en este periodo que muchos esperan después de un largo verano. Entre otros rituales toca el cambio de armario. Es momento de sacar nuestros abrigos y decirle adiós una vez más al bañador.

Quien avisa no es traidor y nosotros te recomendamos que no te limites a cambiar tu armario con viejas prendas porque la moda del otoño 2017 no se parece a la del anterior y nuevos estampados, colores y combinaciones nos esperan. Hoy, en Alliance Vending, te avisamos de todo lo que se acontece.

Colores

Rompemos con la tradición y el frío y los tonos oscuros ya no tienen por qué ser mejores amigos. Este color tuvo lugar en la protesta con el nombre “El Día Sin Mujeres”, donde se luchaba contra la violencia de género. Ahora el rojo es el nuevo morado feminista que conquista pasarelas como el color del empoderamiento femenino. Pero no es el único rey de este otoño. Le siguen el color ocre (también reinante en otros años), el verde botella (combinado a la perfección con dorado), el verde militar para las que aman los toques informales y el lavanda y rosa para las seguidoras de lo delicado.

Estampados

No iba a ser todo monocromático. Los estampados también se verán este equinocio. Vuelven las flores en fondos oscuros que inspiran tejidos renacentistas, iluminando la oscuridad típica del frío. No se quedan ahí los estampados. El estampado vintage, lleno de formas asimétricas propias de la marca Desigual también tienen hueco. Las rayas del verano pero ahora perfectas para estampar en jerseys o largos pantalones. Recuerda en este caso vestir rayas verticales que ensalzan mejor la figura que las horizontales. A las rayas se suman los estampados de cuadros de los 60, imitando a las antiguas faldas de uniforme escolar. Se utilizarán en todo tipo de prendas y objetos, desde abrigos hasta bolsos.

Tejidos

Se llevará el tejido metálico, el pelo voluminoso, la temida pana, el terciopelo, el satén,  y hasta el plástico. Son, en su mayoría, tejidos bastante pesados que evitarán las modas de invierno con las que se pasaba frío. Los plásticos se priorizan en abrigos de estilo chubasquero, el terciopelo rompe con la estética deportiva y ganan los abrigos de pelos voluminosos, propios de una estrella de cine y perfectos para una noche de fiesta.

Imprescindibles

Prendas como las sudaderas dan un vuelco en sus connotaciones deportivas. Con tejidos como el ante o el terciopelo se formalizan para crear sinergias perfectas entre lo formal y lo casual. Los bordados animales destacarán en los jerséis de lana y el estilo cowboy en faldas y camisas vaqueras. También lo petará toda blusa con mangas farol o cuello victoriano y la falda larga y plisada. En el working closet no debemos olvidar mencionar que los trajes de dos piezas serán imprescindibles, casi tanto como los largos abrigos y las faldas lápiz. Aquellos amantes de los gorros les gustará saber que vuelve la sofisticada boina francesa.

Accesorios

Los bolsos vendrán con solapa, básicos o con tejidos coloridos y llamativos. Destacarán bolsos con formas geométricas inusuales, circulares o triangulares. Los pendientes de grandes volúmenes en aro o de larga caída,  pudiendo aparecer formas y colores que captan toda la atención. Para las más sencillas, pequeños aros, las perlas o directamente con orejas ligeras.

Hasta aquí nuestro repaso por lo más destacado de la moda otoñal de este año. Lo cierto es que obtendremos multitud de formas para combinar de la forma más creativa y pudiendo expresarnos con estilo y comodidad. Aunque siempre tienes la opción de seguir la moda o crear la tuya propia.

Amamos las expendedoras y la buena comida. Hablamos de lo que nos apasiona y te lo contamos desde nuestro particular punto de vista.