Motivos por los que el café es nuestro mejor aliado

Desde el siglo XV la provincia de Kaffa nos trajo una de las bebidas más aclamadas de la actualidad, consiguiendo unir a distintas generaciones en la pasión por el café. Caliente o frío, con o sin azúcar, con o sin leche, absteniéndose descafeinados, el café es, en todas sus combinaciones, un bien necesario. Y es que la segunda mercancía más comercializada en el mundo tiene muchas razones para ser tan aclamada.

Nos hace más felices y sanos

El café es un estimulante natural que aumenta los niveles de dopamina, hormona responsable del placer y la motivación. Por eso nos hace sentirnos frescos y ligeros, con ganas de empezar el nuevo día. Según un estudio de Harvard School of Public Health, un consumo moderado de café nos ayuda como antidepresivo.  Por otro lado, protege nuestra piel de rayos UVA, gracias a sus polifenoles y antioxidantes, reduce la celulitis y ayuda al crecimiento del cabello. Definitivamente es tan necesario como una ducha por la mañana.

Nos ayuda a concentrarnos y ser más productivos

No es ningún secreto que la cafeína nos despierta y nos da energía pero, ¿qué es lo que pasa realmente en nuestro cerebro? Nuestro combustible (ATP) genera una sustancia llamada  adenosina, que una vez acumulada se une a nuestras neuronas provocando un proceso químico que produce sueño. La cafeína bloquea la adenosina para que nuestras neuronas permanezcan bien despiertas en momentos que necesitamos un extra de energía. 

Nos ayuda a socializar

Según la Federación Española del Café, el 80% de los españoles tomamos café en compañía.Y es que, sobre todo en el trabajo, la pausa para el café es obligada. No solamente porque podamos disfrutar de su aroma y sabor, sino también porque aumenta la integración social en la empresa, consiguiendo mejorar nuestros contactos y aumentando una necesaria interacción con el mundo en una época en la que podemos a desconectamos demasiado con la tecnología. En concreto, la compañía Dunkin’ Donuts y el portal de empleo CareerBuilder descubrieron en sus investigaciones que las profesiones que más consumen esta bebida son, en primer lugar los científicos, seguidos del ámbito de las Relaciones Públicas y el márketing.

Está exquisito (si se hace bien)

Numerosos artículos apuntan que en nuestro país tomamos uno de los peores cafés del mundo y señalan como culpable al torrefacto, una forma de tueste más económica, originaria en la Segunda Guerra Mundial, que no aprovecha todas las propiedades del café al máximo. Y es que debemos apreciar que un buen café debe conservarse al vacío en un buen continente y ser molido un instante antes de servirse, tal y como lo hacemos en Alliance Vending 😉

Videorecetas con la estética de Tarantino, Michael Bay y Wes Anderson

Hoy día, con la revolución de las redes sociales, la estética gastronómica ha pasado a un plano superior, premiando aquel plato que pueda ser saboreado con los cinco sentidos. Y en este contexto surge la gran idea de David Ma, imaginar video recetas creadas por grandes directores como Tarantino, Michael Bay o Wes Anderson.

Vía @KaikuSinLactosa

Tarantino

David Ma utiliza la obra maestra de Tarantino para su video receta. Kill Bill es, sin duda, una de sus obras más representativas. Convierte las escenas sangrantes en tomate, sin perder el amarillo característico de la película y las influencias del cine de kung fu y espaghetti western. Sin duda este arte gastronómico no pierde ni un detalle de las películas de Tarantino, el zoom de choque, las luces rojas de alarma y la posición del sonido como elemento prioritario. Todo el estilo propio y único de un gran director se incluye en este arte gastronómico.

Wes Anderson

Esta segunda pieza audiovisual comienza con un guiño a la caja característica de la última película de Wes Anderson, Gran Hotel Budapest. Se centra en los mundos únicos e irreales del director, sin posibilidad de posicionarlos en un tiempo concreto aunque sí vintage, caracterizados por la cuidada dirección artística. Wes Anderson es conocido por ser un perfeccionista en todo el proceso cinematográfico, aspecto que parece haber interiorizado David Ma para hacer esta pieza. Saturación de colores, zooms rápidos y planos cenitales son algunos guiños más al director.

Michael Bay

En esta síntesis de cine gastronómico y grandes directores no podía faltar el rey de la ciencia ficción y la acción, Michael Bay. Sus explosiones y efectos especiales propios de grandes producciones son destacados en esta receta de Waffles. Con mucha textura metalizada y cámaras lentas, David Ma nos recuerda la gran saga Transformers.

Alfonso Cuaron

Aunque Alfonso Cuaron dirigió grandes piezas como Harry Potter y la Pieda Filosofal, el punto álgido de su carrera llegó con Gravity. Con la ausencia de gravedad y una banda sonora que destaca el abismo del espacio nuestro protagonista utiliza la gran obra de Cuarón para convertir una receta en arte.

Quien sabe, puede que algún día nosotros también convirtamos el escenario de nuestras máquinas Alliance Vending en referencias a grandes directores 😉

Amamos las expendedoras y la buena comida. Hablamos de lo que nos apasiona y te lo contamos desde nuestro particular punto de vista.