Los beneficios de la cafeína

El café nos hace compañía desde el primer momento de la mañana, en la cultura occidental ha tomado una gran importancia siendo un punto de referencia y reunión. Para mucha gente simboliza la energía necesaria para enfrentarse a la jornada que queda por delante. Para otros muchos es el momento de relax y conversación.

Pero haciendo un análisis más científico y nutricional encontramos una serie de características muy interesantes que explican el porqué de muchas de nuestras reacciones al tomar café.

Por un lado, la cafeína retrasa la aparición de la fatiga. Esto es debido a que genera en nuestro cuerpo un mayor funcionamiento de la lipólisis, es decir, que favorece el consumo de grasa para la obtención de energía haciendo que nuestros músculos la quemen como combustible.

Por otro lado, actúa contra el cansancio mejorando el estado de alerta. Esto tiene que ver directamente con el sistema nervioso central, por esto determinadas personas con mayor sensibilidad se sienten nerviosas, inestables emocionalmente y excitadas. Pero en la gran mayoría tan solo genera un estado de mayor atención beneficioso para labores en las que se requiere concentración o en las que el cansancio puede suponer un problema.

Como en todo, no debemos abusar nunca del café. La medida justa la pondrá nuestro propio metabolismo y será siempre la mesura y el sentido común para evitar los efectos diuréticos, desequilibrio del pH y el exceso de excitación que puede provocarnos su consumo. Así pues, disfruta del café con tranquilidad y con responsabilidad.

Fotografía: David C Broughton

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *