El efecto anillo de café, una visión científica de la típica mancha

Una curiosidad sin la que podemos vivir perfectamente, pero que ha servido para darle vueltas al coco a algunos científicos que finalmente encontraron una interesante utilidad para el mundo de la impresión y la calidad gráfica de algunas imprentas, así como para tintas y pinturas.

Resulta que las típicas manchas de café dejan un borde bien marcado, todos hemos tenido contacto antes o después con ellas. Este borde es conocido por el ‘efecto anillo de café’. Esto se explica porque las partículas esféricas contenidas en la gota de café (o de cualquier otro tipo de líquido), tienden a moverse hacia los bordes. Se trata de un tema físico. Esto fue descubierto por un equipo de físicos que publicó el hallazgo en la revista Nature.

Esta es una típica y hermosa mancha de café (hermosa siempre que no esté sobre tu mesa o mantel)

No queda aquí la cosa. Años después, un físico llamado Arjun Yodh y sus colegas de la Universidad de Pensilvania (EE UU) quisieron indagar aún más en este efecto, y lograron provocar que las manchas no creen ese cerco alrededor. ¿Cómo?. En realidad el razonamiento es sencillo: provocando que las partículas tengan una forma más cercana a la elipse. Concretamente con un 20% de distorsión sería suficiente.

Esto de poco nos sirven en las manchas de café de nuestros manteles. Pero en el mundo de la impresión resulta muy interesante, pues da pie a crear tintas que reduzcan al mínimo este tipo de efectos y creen una impresión sobre cualquier tipo de superficie mucho más uniforme y de mayor calidad. Esto también se está llevando al mundo de las pinturas en general.

Vía: muyinteresante.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *