Archivo de la categoría: Nutrición y Salud

Noticias sobre el mundo de la nutrición, lo saludable y lo delicioso.

Cómo preparar sushi en casa

El suhi está marcando tendencia y cada vez vemos más restaurantes que ofrecen este manjar oriental, pudiendo pedirlo hasta a domicilio. Muchos incluso se han atrevido a cocinarlo ellos mismos desde cada y cada vez vemos más supermercados que disponen de los ingredientes específicos del sushi. Ya solo queda saber cómo prepararlo. 

El arroz, elemento principal

Para que nuestro sushi quede perfecto debemos tener mucho cuidado de elegir el arroz adecuado: glutinoso, de grano redondo y corto, y preferiblemente de la variedad japónica. Lo primero que debemos hacer es limpiar el arroz en agua hasta siete veces (cambiando este agua en cada vez), hasta que el agua quede totalmente transparente. Tras esto coceremos el arroz y lo dejaremos secar y enfriar. Para ello los japoneses utilizan el hangiri, un recipiente de madera. Pero si no disponemos de uno, basta con dejarlo enfriar en un recipiente normal.  Finalmente iremos vertiendo en él el jugo que le da ese sabor especial (un dedo de azúcar y un dedo de vinagre en un vaso)

El alga Nori y el interior.

El alga Nori suele venderse en paquetes de 10 láminas, lo cual es más que suficiente para una cena de hasta 5 personas. Este producto a penas contiene grasas y sí muchas vitaminas, minerales y fibra. Se vende en muchos supermercados y no tiene que cocinarse. Una vez tenemos el arroz listo, ayudándonos de agua para que no se nos pegue en las manos, vamos extendiendo el arroz a lo largo de toda la hoja de alga extendida (la cual está sobre una esterilla de madera u hocho), dejando una línea de espacio de un dedo de grosor en la parte superior.

Una vez extendido todo el arroz, colocaremos los condimentos internos, al gusto. Un poco de mayonesa ligera, aguacate, patas de cangrejo, pepino, salmón… hay múltiples posibilidades. ¡Y a enrollar! Poco a poco tiramos de la esterilla hasta llegar al espacio que hemos dejado en la parte superior que deberemos humedecer un poco para que sujete. Ya solo queda cortar las tira como si de fuet se tratase y listo para comer.

Si te atreves a probarlo, no olvides poner en los comentarios tu experiencia y por supuesto cualquier otro truco que conozcas. ¡Qué aproveche!

 

Conviertete en un profesional comprando en el super

Cada vez que entramos en los supermercados se nos olvidan las múltiples trampas estudiadas por los marketinianos para que compremos más de lo que realmente necesitamos. Todos conocemos algunos de los trucos más típicos como el deslizamiento traicionero del carrito a la derecha para acercarte a las estanterías. Pero hay mucho más mundo de supermercado que conocer y aquí te traemos la guía definitiva.

Sé previsor

Lo mejor es estar listo antes de salir de casa. Ve después de haber comido para que el hambre no decida en la compra y haz un menú semanal o mensual para preparar la lista de los alimentos que necesitas. Ir preparado y siguiendo un guión te ayudará a no gastar más dinero del que debes. Ojo, cierto es que encontrarás ofertas que, si son las adecuadas, no importará desviarte un poco de tu lista por aprovecharlas.

Nada está ahí porque sí

Todos los productos se colocan estratégicamente. Los más básicos como el pan se colocan al final del supermercado para que tengas que atravesar todos los pasillos y piques comprando más cosas. La marca que paga más se situará en la mejor posición, a la altura de los ojos, excepto la higiene oral que se encuentra ligeramente más abajo pues descendemos la mirada al leer. También se reclama ser el vecino del más vendido porque las virtudes se pegan. Y sí, el efecto imitador existe y es cuando vemos un producto en el carrito de al lado que en principio no íbamos a comprar y nos da el capricho. Ten en cuenta todos estos aspectos y no te limites a buscar en los productos que están a la altura de los ojos. ¡Busca y rebusca!

Frutas y vegetales

Más que palpar lo que necesitamos es tener buen ojo y huir de pequeñas irregularidades en la superficie que indican que la fruta o la verdura fue aplastada. Aunque también sabremos que si están muy duros, todavía les queda mucho para madurar. Buscamos consistencia en la textura y el color de los alimentos. Y si quieres ser todo un experto te comentamos que aquellas frutas con pegatinas numéricas nos ayudan a conocer más el alimento: si empieza en 4 significa que fue cultivada de forma tradicional y con un 9 significa que es orgánico. Además, si quieres encontrar pimientos más dulces, busca aquellos que tengan cuatro o más compartimentos.

Carne y pescado. ¿Mejor congelados?

La carne es uno de los productos más caros del supermercado por eso es preferible no comprar en exceso e innovar con verduras, siguiendo también así la pirámide alimenticia. Buscamos carne fresca, que no esté oxigenada. La carne fresca se caracteriza por tener un color realmente rojo. En cuanto al pescado es mejor comprarlo entero, asegurando que los ojos no estén ni opacos ni salidos. Y si optas por productos congelados, afortunadamente en nuestro país son más baratos que el resto y si vives solo es una buena opción para no tener que ir al supermercado todos los días.

Precios y ofertas

A la hora de comparar precios lo mejor es fijarte en el precio por unidad. Las ofertas existen y no son un engaño pero es cierto que muchas veces la oferta de una marca puede salirte igual o más cara que el producto que compras normalmente. También es necesario que pienses con cautela ante los 3×2 y semejantes. Sin son productos sin caducidad adelante pero si la tienen piensa si de verdad puedes consumir tanta cantidad en ese periodo limitado de tiempo. Recuerda además que lo caro no es siempre lo mejor, sobre todo en materia de vinos. 

¡Llegó el momento! Coge el carrito y a disfrutar convirtiédote en un artista en la elección del producto perfecto. De los pequeños detalles se vive y es que en hacer cosas pequeñas muy grandes en Alliance Vending somos expertos.